Grupo AN

Sala de Prensa

Inicio » Sala de Prensa » Actualidad » La fruta en las aulas, de camino a convertirse en un clásico

La fruta en las aulas, de camino a convertirse en un clásico

La fruta se ha convertido ya en un compañero más de las aulas de infantil de muchos colegios navarros. Concretamente 118 centros de la Comunidad Foral que han participado en el programa europeo, cofinanciado en un 25% por el Gobierno de Navarra, que lleva la fruta a las escuelas para que los más pequeños almuercen, tres veces por semana, de forma saludable. “A veces los padres van con mucha prisa y terminan comprando el croissant o el bollo en la panadería de al lado, por eso ésta es una iniciativa tan importante”, señala Paula Esparza, profesora del colegio Santa Catalina Laboure, que participa en el programa desde hace tres años. El Grupo AN, que obtiene la máxima puntuación al concurrir en la convocatoria publicada por el Gobierno de Navarra mediante orden foral, ha repartido más de 40.000 kilos de fruta para los 9.904 niños que han participado en el programa este segundo período del curso 2014/2015. Plan que se ha visto incrementado, en esta segunda parte, tanto en participantes, con un colegio más que suma unos 200 alumnos, como en duración, al prolongarse durante nueve semanas en lugar de seis.

La envergadura del ambicioso plan de Fruta en el Colegio exige toda una labor de coordinación, entre los distintos departamentos del Gobierno de Navarra que participan en el programa (Agricultura, que financia; Salud y Educación), los centros y la empresa encargada de distribuir la fruta y de coordinar a todos los participantes, que tras ganar en puntuación al concurrir en la convocatoria publicada por el Gobierno de Navarra mediante orden foral, vuelve a ser el Grupo AN. No todos los distribuidores de fruta local y de temporada cuentan con los medios técnicos y logísticos para recorrer los aproximadamente 20.000 kilómetros semanales necesarios para que la fruta llegue a los 118 colegios participantes los tres días estipulados. En este segundo periodo del plan 2014/2015, desarrollado desde el 20 de abril hasta el 19 de junio, el Grupo AN ha repartido más de 40.000 kilos entre plátanos, fresas, melones, nectarinas, melocotones, manzanas Golden y Fuji, peras Blanquilla y Conferencia, snacks de zanahoria para aquellos colegios con capacidad de frío y naranjas. Los camiones del Grupo AN han recorrido más de 150.000 kilómetros para que los 9.904 niños inscritos en el programa almorzasen saludable fruta tres días a la semana.
Esta importante labor de coordinación de todos los agentes implicados en el programa se realiza desde la Fundación Grupo Cooperativo AN. María Rosario Jurado es la encargada de llamar a los colegios para trasladar las posibles incidencias al Gobierno Foral, que autoriza los envíos de las partidas de fruta; coordina a la sección logística para que los colegios estén preparados para recibir la mercancía el día de envío estipulado; modifica las partidas en función de las variaciones que trasladan los colegios; y recoge también la opinión de profesores, directores y familias sobre el funcionamiento del plan: “Cada año somos más expertos y lo hacemos mejor, en cuanto a coordinación con los distintos participantes del plan. Los colegios que participan están muy contentos con el desarrollo del programa, eso nos traslada la mayoría, que considera una forma efectiva de que los niños almuercen de forma saludable y sin que suponga un esfuerzo económico para algunas familias ya que, dadas las circunstancias y como nos dicen en muchos centros, no todas se lo pueden permitir”, explica Jurado.
La responsable de la coordinación del programa por parte del Grupo AN señala que en este segundo período se ha podido ampliar el programa. “De las seis semanas que duró la primera parte del curso, antes de navidad, a las nueve que se ha prolongado esta vez. Participan, además, 9.904 niños que son unos 200 más que en el período anterior, por lo que también ha implicado un mayor reparto de fruta. De los 26.000 kilos que se repartieron la pasada campaña a los más de 40.000 de este período”, detalla Rosario Jurado, quien añade que “se han realizado, concretamente y porque describe la envergadura del programa, 267.314 entregas de fruta durante las nueve semanas que ha durado esta vez”.
Este programa forma parte de una iniciativa europea  que ya financia la mayor parte del coste, el 75%, dejando el otro 25% en manos de las comunidades autónomas. Antes Europa pagaba la mitad y el otro 50% lo pagaba la comunidad autónoma, pero dado el creciente problema con la obesidad infantil, la Unión Europea decidió incrementar su participación para que llegue a cuantos más colegios, mejor.

LOS COLEGIOS, MUY SATISFECHOS
Paula Esparza, coordinadora del programa en el colegio Santa Catalina Laboure, de Pamplona, afirma que en su escuela “estamos encantados con el plan de fruta en el colegio. Llevamos dos o tres años participando y es una muy buena manera de favorecer el almuerzo saludable. Antes del programa, pedíamos a los padres que les pusieran fruta tres veces por semana, pero había veces que, por una cosa o por otra, al final acababan metiendo galletas o comprando un croissant de la panadería de al lado, así que el plan ayuda a que esto ocurra de verdad y todos los niños de la clase almuercen fruta tres veces por semana. Estamos encantadas”, reitera Paula Esparza. “Además, había niños que no habían probado nunca la fruta, que decían que no les gustaba... el hecho de comerla todos juntos, con sus compañeros, ha favorecido que los más reacios acabasen consumiéndola, por contagio, lo cual es muy positivo”, añade. Esparza también destaca la buena coordinación realizada desde el Grupo AN, empresa distribuidora, “que nos avisa todas las semanas de cuándo va a llegar la fruta, anota las modificaciones que les hacemos... muy contentos todos, tanto yo que coordino el programa como mis compañeras”.
Iñaki Andueza es director del centro público Alaiz HLHIP, en Barañáin, y coincide con Paula Esparza en que “es una inciativa muy interesante. En el centro ya teníamos la tradición de organizar almuerzos colectivos con una tienda que nos suministra. Pero que haya fruta tres días a la semana, la variedad de la temporada y de forma gratuita para las familias es muy positivo y fomenta el consumo de frutas”, opina Andueza. Amaya Larraza, profesora del centro, coincide en la importancia de que sea un programa gratuito para las familias, porque “cuando hacíamos los almuerzos colectivos antes del plan, había alguna familia que no podía participar. Así, todos los niños almuerzan fruta”, señala la docente.
Por eso, en el Alaiz HLHIP el plan de fruta en el colegio es todo un clásico: “Llevamos participando desde que se inicó, hará unos cuatro años, y estamos encantados y a favor de que se repita. Además, la edad de inicio me parece la ideal, porque empiezan con tres años y es el mejor momento para aprender buenos hábitos de alimentación que mantendrán toda la vida. Es una pena que no se pueda prolongar el programa a otros ciclos, por lo menos al primer ciclo de primaria. Sería muy conveniente”, sugiere el director del colegio, Iñaki Andueza, quien añade que “estamos además muy contentos con la coordinación del programa. Cualquier duda que hemos tenido nos habéis respondido enseguida, el reparto ha sido muy formal, ha llegado todo a tiempo, la fruta de buena calidad... estamos muy satisfechos”, señala.

GALERÍA DE IMÁGENES

Con bata azul, niños del colegio Santa Catalina Laboure. Sin bata, alumnos del Alaiz, de Barañáin.


Comparte: Facebook Twitter Google Plus Email
Todos los derechos reservados