La sequía, factor determinante para la campaña de cereal

 

Tras varios meses de escasez de precipitaciones, la cosecha comienza en algunas comunidades confirmando el notable descenso en la producción

La primera estimación de Cooperativas Agro-alimentarias apunta a una campaña con 9,11 millones de toneladas

 

Jun 2, 2023 | Cereales

Campo de trigo en Farlete, Zaragoza

Desde hace meses la sequía que azota el territorio nacional ha afectado gravemente a los cultivos de cereal, provocando que las primeras previsiones de producción apunten a un importante descenso. Según la primera estimación de la cosecha que ha elaborado el Consejo Sectorial de Cereales de Cooperativas Agro-alimentarias de España, se calcula que este año se recogerán 9,11 millones de toneladas, un 48 % menos que el año pasado. Además de la escasez de precipitaciones, Juan Luis Celigueta, director de la sección de Cereales del Grupo AN, explica que, a principios de mayo, había bastante temor por unas temperaturas inusualmente elevadas: “Más vale que el tiempo cambió a partir del 6 de mayo, con un clima suave, cercano a los 17-18 grados, que ha ayudado a que el cereal no sufra tanto”.

Por otro lado, en esta campaña se va a producir una situación excepcional: “España ha sido históricamente un país exportador de forrajes, pero este año no hay forraje, ni paja, ni alfalfa. En este contexto, los precios están subiendo una barbaridad, llegándose a pagar 120 euros por tonelada por pajas de otros años o 400 euros por la alfalfa”, explica el director.

En relación al precio de los cereales, Juan Luis Celigueta considera que, ante la expectativa de una escasa cosecha nacional, “hay una sensación de que la cosecha va a valer mucho dinero, pero las grandes cosechas internacionales hacen que en el mercado los precios no paren de bajar”. La campaña de comercialización de cereales 2022/23 sufrió dos importantes puntos de inflexión: el comienzo de la guerra en Ucrania y la cosecha del cereal, para posteriormente seguir una línea descendente de precios.

Por otra parte, con una estimación de consumo nacional de cereales para el periodo 2023/24 de 34 millones de toneladas y la previsión de que la producción se quedé en 9 millones, “se producirá un importante aumento en las importaciones de cereal, pudiendo alcanzar los 25 millones de toneladas”, concluye Celigueta.

Con las primeras cosechadoras entrando en los campos, el descenso de la reserva hídrica española continúa preocupando en el sector. A pesar de que durante las últimas semanas de mayo se han producido lluvias en distintas comunidades, el Boletín Hidrológico del Ministerio para la Transición Ecológica cifra en 47,67 % el agua embalsada en España, un descenso del 3 % respecto al 2022, el sexto año menos lluvioso en la serie histórica nacional.

 

NAVARRA

Luis Miqueleiz, técnico de Cereales del Grupo AN en Navarra, considera que la sequía ha afectado de manera heterogénea al desarrollo del cereal en la región: “En el sur, la cosecha será casi nula y, donde puedan cosechar, los rendimientos van a ser bajísimos. En la Zona Media tendrá algo más de rendimiento, sobre todo en áreas en las que ha caído alguna tormenta o lluvia, pero va a ser una cosecha mala. Y en la Cuenca de Pamplona se prevé una cosecha buena tirando a regular”.

A pesar de que en Navarra este mes de mayo ha venido acompañado de lluvias, “esa agua ha llegado tarde Cereal en la comarca de Don Benito, Badajoz en muchos sitios, como en la Ribera. Además, está retrasando el comienzo de la cosecha en esa zona”, reconoce Miqueleiz. En otras localidades las precipitaciones, junto a unas temperaturas suaves, han ayudado a finalizar el ciclo de cebadas y trigos.

Durante esta campaña, el número de parcelas que se han segado para forraje aumentará ligeramente respecto a años anteriores, sobre todo en la Zona Media y la Ribera. En cambio, las previsiones apuntan a un descenso de la superficie de maíz.

 

ARAGÓN

En las últimas semanas de mayo ya han comenzado la cosecha en Aragón, tal y como señala José López-Duplá, director comercial de Cereales en el Valle del Ebro del Grupo AN: “En los alrededores de Zaragoza se está cosechando cebada con una media de 1.000 kilos por hectárea, desde las resiembras a 600 kilos hasta algún barbecho entre 1.300 y 1.500 kilos. Aun así, los rendimientos han sido mejores de lo que teníamos estimado hace algunas semanas”.

En gran medida, esta mejora de las previsiones en los rendimientos “se ha debido a la presencia del cierzo y a unas temperaturas más suaves, que han permitido que la cebada granase. Por otra parte, las escasas lluvias de este mes han llegado tarde en muchas zonas, aunque han ayudado a terminar el ciclo de cultivo en algunas otras”, matiza López-Duplá.

En cuanto al maíz, de primera cosecha se sembrará aproximadamente un 30 % de lo que se sembraba en años anteriores y en el rastrojero será de un 25 %. “Se da la circunstancia de que se pensaba que el riego de apoyo a las nascencias en maíz iba a ser del 15 % del cupo, pero se está alcanzando entre el 22 y el 25 %. Se están quedando sin agua”, considera el director comercial.

CASTILLA Y LEÓN

A finales de mes, en Castilla y León todavía no se había empezado la cosecha, tal y como explica Roberto Martín, responsable de Cereales del Grupo AN en la comunidad: “Estamos esperando que empiece a calentar un poco más. En general, las temperaturas del último mes y medio, alrededor de 24 grados, han permitido al cultivo aguantar algo mejor. Además, si lloviese en la zona norte, aún estaríamos a tiempo de aumentar los rendimientos, sin llegar a ser una buena cosecha”.

La escasa lluvia de los últimos tres meses va a provocar una importante bajada de producción. Roberto Martín señala que la pasada cosecha se cifró en 6 millones de toneladas de cereal y, aunque es pronto para hacer una previsión, todo apunta a que esta se situará por encima de 3 millones, “siendo optimistas”. Por ello, este descenso de producción, junto a las cifras de consumo de cereal, ocasionará que la comunidad vaya a pasar de excedentaria a deficitaria en cereales.

Este año, la falta de lluvia ha hecho que el cereal apenas tenga grano: “En distintas zonas de la comunidad se están viendo bastantes parcelas en las que los agricultores han optado por empacar ante el alto riesgo de no coger cosecha. Además, el precio del forraje sube cada día, ya que hay una escasez de producto que provoca una situación crítica para los ganaderos”, apunta Roberto Martín.

 

CASTILLA-LA MANCHA

Al igual que en otras comunidades, la sequía ha sido un factor limitante. Jesús Alcocer, responsable de Cereales del Grupo AN en Castilla- La Mancha, explica que las provincias más afectadas son Albacete y Ciudad Real, “donde se estima que se pueda perder hasta un 80 % de una cosecha normal. A pesar de que las escasas lluvias y las temperaturas más suaves de la segunda quincena de mayo han provocado que la cebada y el trigo hayan granado un poco mejor, han llegado tarde en algunas zonas”. La cosecha de cebada ya se está realizando en la zona de Ciudad Real, donde comenzaron con rendimientos bajos, entre 500 y 600 kilos por hectárea, que han ido mejorando hasta alcanzar una media entre 700 y 800 kilos.

Respecto a Cuenca y Guadalajara, los cambios meteorológicos de mayo están mejorando las estimaciones: “En Cuenca preveíamos una media entre 800 y 900 kilos por hectárea en cebadas y podríamos alcanzar los 1.100 kilos. Sin embargo, en trigo no vamos a llegar a 1.000. En Guadalajara llovió un poco más, con lluvias continuas y bajas temperaturas que han subido las previsiones hasta alcanzar una media entre 1.500 y 1.600 kilos”.

Por otro lado, se han cosechado algunas parcelas para forraje intentando aprovechar el cultivo: “En zonas del sur incluso se han empacado trigos. Sin embargo, en Cuenca ha habido parcelas en las que se ha metido la cosechadora y se ha visto que no salían kilos ni para forraje”, comenta el responsable. Respecto al girasol, “en Cuenca la superficie sembrada rondará el 50 %, pero con las lluvias de estos días el agricultor podría animarse a realizar algunas siembras si el tiempo lo permite y no nos vamos de fechas”, concluye Alcocer.

 

EXTREMADURA

Hasta el momento, el año del cereal en Extremadura se podría calificar de desastroso debido principalmente a la sequía, como explica Alejo Bueno, técnico de Cereales del Grupo AN en la región: “A finales de mayo, en las zonas donde llevan cosechando unos 10 días hay muy poco grano y tenemos cooperativas que ya están terminando la cosecha”.

En la comarca de Campiña Sur se está segando la mayoría del cultivo para heno o paja. En cambio, en la zona de Don Benito se espera una cosecha más generosa, ya que llovió un poco más. “En la comunidad, la cosecha de avena es prácticamente nula, quedándose en una media en torno a los 200 kilos por hectárea, los rendimientos de los trigos serán malos, entre 800 y 1.000 kilos, y la cebada se situará entre 400 y 600 kilos”, comenta el técnico.

Como en otras comunidades, ha habido numerosas parcelas de cereal que se han segado para paja, “mayoritariamente de avena, también de cebada e incluso de trigo”, puntualiza Alejo Bueno. Por otra parte, destaca que en esta campaña se está cultivando un mayor porcentaje de arroz: “El incremento ha sido considerable, ya que no está garantizado que el agua para el riego del maíz llegue hasta septiembre”.

Granja Belabarce
Cálculo de la huella de carbono de producto avícola

Cálculo de la huella de carbono de producto avícola

La sección avícola del Grupo AN ha realizado el cálculo de la huella de carbono que tiene un kilo de carne de pollo comercializada, atendiendo a todas las fases que contempla su ciclo completo: las granjas de recría, las de reproductoras, la incubadora, las granjas de crecimiento, el centro de procesamiento y la etapa de comercialización.

leer más
Finaliza la campaña de recogida de verduras de invierno

Finaliza la campaña de recogida de verduras de invierno

La campaña de recogida de verduras como el brócoli, el cardo, la coliflor o la alcachofa, entra en su tramo final, y en los campos navarros y extremeños en los que opera el Grupo AN, se trabaja a pleno rendimiento para llevar a nuestra mesa los productos que la tierra nos ofrece en los meses de invierno. La sequía ha sido de nuevo un factor determinante en esta campaña.

leer más
Desciende la superficie de maíz

Desciende la superficie de maíz

Por segundo año consecutivo, España presenta una menor superficie dedicada al maíz, según el último Avance de superficies y producciones de cultivos publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. El informe cifra esta superficie en 249.000 hectáreas, lo que supone un descenso de en torno al 20 %, con respecto a la de 2022.

leer más