Las campañas hortícolas del final del verano: tomate y pimiento

 

Las lluvias de las últimas semanas están afectando a la campaña del tomate provocando parones en la recolección

 

Sep 16, 2021 | Frutas y hortalizas

Recoleccion de tomate en Beire

El final del verano trae consigo dos de las campañas más importantes para la sección de Frutas y Hortalizas del Grupo AN, las del tomate y el pimiento. Dos frutos cuyo color rojo resalta en los campos de Extremadura y Navarra, y que en esta última comunidad se están viendo afectados por las tormentas de comienzos de septiembre. Estas incidencias climatológicas dificultan de distinta forma el correcto transcurso de las dos campañas: en el caso del tomate están retrasando el proceso de recolección al impedir acceder a las cosechadoras a las fincas, y en el caso del pimiento california están provocando que algunos frutos comiencen a pudrirse.

La campaña del tomate es una de las más fuertes y con mayor importancia dentro de la sección de Frutas y Hortalizas, debido principalmente a su volumen de producción y comercialización: en Navarra se producen unos 70 millones de kilos y en Extremadura unos 200 millones. Respecto al pimiento, destaca la relevancia del piquillo con Denominación de Origen, uno de los productos emblemáticos de Navarra y que refleja claramente el valor de los alimentos que produce y comercializa el Grupo AN.

 

CAMPAÑA DEL TOMATE

Al comienzo de la recolección del tomate se preveía una buena cosecha. En el campo el cultivo estaba muy sano, con una buena maduración y, a priori, con buenas cantidades. Pero en el último día de agosto las campañas sufrieron un fuerte revés: se produjeron una serie tormentas torrenciales que dejaron unos 45 litros por metro cuadrado en la zona de Tudela, unos 60 litros en Caparroso y alrededor de unos 140 Miranda.

El tomate requiere de una recolección mecánica con cosechadora, pero las lluvias reblandecen el suelo, lo que impide que las máquinas entren en las parcelas. Debido a ello, se están produciendo numerosos parones, algunos de hasta cinco días, lo que está ralentizando el ritmo de recogida y el desarrollo habitual de los tiempos de campaña. “Estos días de septiembre seguimos teniendo previsiones de lluvias en Navarra, así que a estas alturas estamos luchando contra la climatología adversa”, resalta Raquel Sesma, directora del Área de Fresco de Frutas y Hortalizas del Grupo AN.

Al no poder entrar en las parcelas ya preparadas para la cosecha y a causa de las altas temperaturas, la falta de cierzo y los días nublados, el tomate comienza a madurar en exceso y empieza a pudrirse. Esta situación hace que sea difícil cuantificar el resultado final de la campaña y si se cumplirán las previsiones, ya que es muy posible que se produzca una merma en kilos.

A mediados de septiembre, en Navarra solamente se ha cosechado un 35% del tomate y todo apunta a que se va a alargar el calendario normal de recolección, que habitualmente es del 10 de agosto al 15 de octubre. En cuanto a la calidad del fruto, la lluvia no está afectando en este sentido, ya que lo que se está cosechando y se ha entregado en fábrica tiene una buena calidad.

A diferencia de Navarra, en Extremadura no ha habido dificultades en la recolección y que finalizará la semana que viene. “Este año ha sido una muy buena campaña, tanto en calidad como en cantidad, se prevé estar por encima de las estimaciones en cuanto a kilos recogidos”, señala Raquel Sesma.

 

CAMPAÑA DE PIMIENTO

En Navarra esta semana arranca la campaña de recolección del pimiento, que al igual que el tomate, ha sufrido incidencias meteorológicas durante su ciclo vegetativo. Se produjeron dos episodios de pedrisco en la zona de Tudela y Cabanillas, dañando fincas de pimiento con unos porcentajes altos de siniestro.

El Grupo AN trabaja en Navarra los pimientos tipo piquillos, californias y guindillas, destacando este año la muy buena campaña de estos últimos: “Actualmente ya hemos recogido un 75%, con una calidad excepcional que no habíamos visto ningún año y en las fábricas no estamos teniendo ningún tipo de problema ni de calidades ni de descuentos”, recalca Raquel Sesma.

Respecto al piquillo, las estimaciones prevén una buena campaña en cuanto a kilos: “Se cumplirán todos los contratos, el cultivo ha vegetado muy bien y, tanto la planta como el fruto, tienen un aspecto muy sano”, confirma la directora. Además, este año el fruto tiene buena calidad y ofrece un buen tamaño, a diferencia de años anteriores en los que se quedó escaso de calibre.

En cuanto al pimiento california, las precipitaciones de estas semanas pueden afectar a su recolección debido a su particular morfología, ya que en el pedúnculo del que sale el pimiento se crea una cavidad en la que se queda el agua y esto puede ocasionar que se pudra. Por esta razón, la recolección va a comenzar una semana antes de lo previsto para poder quitar los pimientos podridos y evitar que afecten al resto.

Debido a que los costes de implantación del cultivo del pimiento son muy importantes, la tendencia del agricultor es apostar por aquellos productos con un valor añadido mayor, como el pimiento del piquillo, la guindilla o un pimiento corera. “El objetivo de nuestra sección es aconsejar siempre a nuestros agricultores qué cultivos son más rentables para su explotación en función de los volúmenes de contratación que tenemos”, matizan desde el área de Frutas y Hortalizas. El Grupo AN adquirió hace dos años una cosechadora específica para pimiento con el objetivo obtener una mayor rentabilidad en el cultivo gracias al mecanizado de las labores de recolección. Este año es la segunda campaña de la cosechadora en las fincas de Extremadura, en las que ha trabajado en unas 60 hectáreas de Badajoz.

 

TOMATE Y PIMIENTO EN LA INDUSTRIA

Conservas Dantza está en plena campaña del tomate, pero ha tenido un parón de tres días en la fabricación por culpa de las lluvias. “Vamos un poco más lentos por la parada, lo que hace que estemos por debajo de la previsión inicial, aunque esperamos que la campaña se pueda alargar y así recuperar esos días de fabricación perdidos”, señala Rafa Castejón, director de Conservas Dantza. En cuanto al pimiento, el de piquillo es el único tipo que trabajan en la fábrica de conservas y comenzarán la producción la semana que viene.

De los distintos tipos de tomate que fabrica la conservera, el tomate entero y el tomate troceado tienen como destino fundamental la exportación debido a que el consumo de esos productos en terceros países es mucho mayor que en España. Sin embargo, el tomate triturado o frito, también producido por Dantza, se comercializa principalmente en el mercado nacional ya que los consumidores españoles apuestan más por este tipo de producto. Rafa Castejón destaca que “en los últimos años hemos aumentado progresivamente nuestro programa de producción de tomate ecológico, ya que es un producto con un mercado con buen desarrollo en países europeos”.

En una industria todavía afectada por las consecuencias de la crisis sanitaria, desde la conservera consideran que se está manteniendo el incremento del consumo del retail y esperan que la recuperación paulatina de la hostelería propicie la recuperación de los niveles prepandemia. “Durante el último ejercicio se ha producido un cambio en los hábitos sociales como consecuencia de la crisis sanitaria, lo que ha generado un importante aumento del consumo en el hogar de un producto básico como es el tomate”, comenta el director de Dantza.

Respecto al Pimiento del Piquillo, en el año 2020 se produjo una gran reducción en su fabricación debido a la escasa producción de materia prima que afectó a todos los elaboradores. Sin embargo, las previsiones indican que esta campaña va a aumentar la fabricación. Rafa Castejón detalla que “la gran diferencia entre el pimiento del piquillo fabricado en Navarra respecto al de otros países productores es que el fruto no toca el agua en ningún momento del proceso de fabricación, lo que hace que su sabor sea mucho más natural”.